¿Qués es la biblia?

¿Qué es La Biblia?

La Biblia, también conocida como Sagrada Escritura, nos presenta el amor de Dios a la humanidad, nos ayuda a responder a su llamado, nos enseña las verdades importantes de nuestra fe cristiana y nos cuestiona sobre cómo vivimos y nos relacionamos con los demás. Para muchas personas el estudio de la Biblia despierta preguntas significativas.

En la Biblia, Dios se relaciona amorosamente con cada persona; su mensaje es para todas las culturas y tiempos históricos. Dios nos busca en todas las circunstancias de la vida, y al acercarnos con fe a su palabra, descubrimos lo que nos dice en el momento actual. La Biblia no se desgasta con el tiempo. Será significativa ahora, si la interpretamos en su propio contexto y buscamos cómo aplicar el mensaje de Dios a nuestra vida. A este proceso de leer la Biblia desde la perspectiva de nuestra vida se le llama actualización.

¿Inspiracion Divina En La Biblia?

Dios comunicó a la humanidad su plan de salvación a través de personas concretas, miembros de un pueblo y cultura determinada que vivieron y transmitieron su mensaje para el bien de toda la humanidad. Por ello puede decirse que la Biblia contiene tres tipos de inspiración: inspiración para actuar según el plan de Dios, inspiración para hablar en nombre de Dios e inspiración para escribir el mensaje que Dios quiso comunicarnos para nuestra salvación. En la composición de los libros sagrados, Dios se valió de hombres elegidos que, usando todas sus facultades y talentos, obraron movidos por él, «para dejar por escrito todo y sólo lo que Dios quería».1 El Concilio Vaticano II reafirmó que la Biblia «es palabra de Dios» porque está escrita por inspiración del Espíritu Santo. Por eso usamos la expresión «palabra de Dios» al terminar las lecturas de los libros bíblicos en la liturgia.

¿Habló Dios directamente a los escritores de la Biblia?

El Espíritu Santo inspiró a cada autor para que comunicara la revelación de Dios a través de la historia de salvación. Esto no quiere decir que les dictó su mensaje al pie de la letra, sino que cada cual escribió según el contexto histórico- cultural en que vivió, usó su creatividad y utilizó los géneros literarios comunes y apropiados para expresar su mensaje en su época. Algunos libros tienen relatos orales provenientes de distintas tradiciones, por lo que hay relatos repetidos con variaciones entre sí; también hay libros escritos por varios autores a lo largo de diferentes décadas. En ambos casos, otro escritor sagrado realizó la redacción final combinando tradiciones y escritos anteriores. Los cristianos creemos que el Espíritu Santo guió a todas las personas que participaron en este proceso.