Por las familias

Bendito seas Señor,

porque en tu Amor nos reuniste

para formar nuestra familia.

Te damos gracias por vivir juntos.

Te pedimos que protejas

y conserves nuestro hogar.

Que sus puertas estén siempre abiertas

para los que quieran entrar en él

y compartir nuestra alegría y amistad.

Enséñanos a aceptarnos como somos,

con nuestras cualidades y defectos;

a presentarte nuestros planes y sueños;

a pedir tu ayuda;

A ofrecerte nuestras alegrías y nuestras penas;

a recomenzar después de cada caída.

Te pedimos que como miembros de tu Iglesia,

sepamos llevar tu mensaje de amor

a todos los que nos rodean.

Que tu amor nos conserve siempre unidos

y en paz.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

AMÉN