Historia de la Parroquia “Nuestra Señora de Las Mercedes”

Historia de la Parroquia

“Nuestra Señora de Las Mercedes”

El Progreso, Yoro

I Etapa de 1928-1946

Cuando se erige la parroquia, en enero de 1928, se nombra un párroco alemán el P. Otton Shurman que no llega a tomar posesión por razones desconocidas entonces se nombró a otro párroco el P. Alonso Villanueva es traladado de Siguatepeque a El Progreso. Fué un hombre dimámico que al llegar encuentra nada y su primera misa la celebró el 11 de marzo de 1928 en una casa particular ya que no se contaba con un templo, es más tuvo que pedir prestados los vasos y ornamentos a los padres Paulinos de la ciudad de San Pedro Sula

El 24 Mayo de 1928 se comienza la construcción del templo parroquial, el haber culminado con esta obra fué de puro milagro ya que no se contaba con fondos suficientes para la construccion de dicho templo quedando en deuda con los obreros.

Dicha deuda que se tenía con los trabajadores fueron pagados por los ciudadanos de El Progreso, pero no eran muy devotos ya que las misas eran poco concurridas. Dicha construcción duró 15 meses. 

El 8 de septiembre de 1929 fué la bendición del templo por Monseñor Hombach bajo la advocación y patrocinio del señor San José y la Virgen de Las Mercedes

En 1930 la parroquia también abarcaba los municipios de Santa Rita, El Negrito, Morazán y Toyos con una población aproximada de 15,750 habitantes

En julio de 1931 llegan a las playas de Tela las cuatro grandes campanas para la iglesia provenientes de Madrid, España.

El 20 de agosto de 1931 todo el pueblo progreseño se congregó en el parque “Las Mercedes” para asistir a la bendición de las campanas precidida por el obispo de San Pedro Sula: Juan Sastre.

II Etapa 1946-1968 Presencia de Compañía de Jesús

En 1946 llegaron a El Progreso los Jesuitas desde la misión de Belice, donde habian también norteamericanos de Missouri.

El primer Jesuita que se radica en El Progreso fué el P. Santiago O´Neil SJ, luego llegaron el P. Jose Wade SJ y el P. Juan Murphy SJ. En esta etapa se comienza a recorrer las aldeas y una intensa campaña de visitas a las aldeas para celebrar fiestas patronales, hacer bautismos e intentar organizar la catequesis, la legión de María, el aposto lado de la oración. Se hicieron iglesias en las principales aldeas de esa época: Morazán, El Negrito, Santa Rita, Guaimitas y Urraco Pueblo.

A los pocos años se quiere implementar en la parroquia el esquema de organización parroquial que había en San Luis y Belice, es decir; la creación de escuelas parroquiales, así nace la escuela San José y el de Notre Dam a finales de los años 50 y en 1963 llegaron las Misiones Cruzadas de la Iglesia.

 

Al final de esta etapa fué parroco el muy recorado P. Alberdi, que en 1968 fué expulsado del país junto al P. Guadalupe Carney SJ, el padre Lupe como cariñosamente se le decía regresó al tiempo al país y fué asesinado en Olancho.

En Mayo de 1957 mientras se celebraba el mes de las flores se provocó un incendio que consumió en pocos minutos el mantel, las cortinas y la túnica de la virgen, pero la imagen no ardió a pesar de ser toda ella de madera. Su Rostro quedó completamente negro pr el humo, la cara, mano y pies se resquebrejaron.

Desde 1928 hasta 1946 la feria patronal de El Progreso se celebraba el 8 de septiembre porque se creía que era el día de la virgen de las Mercedes, que según el calendario litúrgico de la iglesia católica es el 24 de septiembre.

III Etapa de 1968-1982

Esta etapa es de la implementación del Concilio Vaticano II y de la conferencia de Medellín.

En 1969 fué la expulsión forzada de millares de salvadoreños que habían dado con su laboriosidad y su fe profunda una fuerza muy grande a las celebraciones de la palabra de Dios en las aldeas. Al marcharse ellos algo sufrió la evangelizaión de la parroquia.

En la parroquia el P. Patricio Wade SJ, funda el centro de capacitación “La Fragua” en el que se dan numerosos cursos de delegados de la Celebración de la Palabra de Dios. Son los tiempos del desarrollismo, con numerosos proyectos de ayuda a los campesinos pobres para que se organizen y Reforma Agraria del 74.

A esta parroquia perteneció el P. Guadalupe S.J, que tanto es recordado por los que fueron evangelizados por el y el P. Esteban Gross SJ, que recorrió campos bananeros y aldeas. También en esta época ocurrió el huracan Fifí, que tuvo consecuencias nefastas para la evangelización por la gran dependencia que fomentó en los que recibieron la generosa ayuda de sus hermanos del extranjero.

Poco antes del Fifí llegó a la parroquia el P. Juan Newel SJ, que manifestó su enorme cariño a los pobres levantando comedores infantiles en los barrios marginales.

IV Etapa de 1982-1992

Aquí se nombra al P. Fernando SJ, como párroco, comprende que la inmensidad de la parroquia, que se extendía desde el campo bananero La Fragua, al norte, hasta Agua Blanca y Guanchías Cerro, al sur, había que dividirla. Se pretendía que la parroquia fuese fundamentalmente una parroquia urbana. Así se consiguió la creación de la Parroquia de Toyos y la cesión a la parroquia de Santa Rita de las aldeas y campos que van desde las Minas, al norte, hasta Agua Blanca, al sur.

Durante esta etapa se consolidan las instituciones educacionales católicas que nacieron en el período anterior: Institutos Notre Dame y San José, Escuela Vocacional e Instituto Santa Elizabeth y el Instituto Técnico Loyola.

En esta etapa se fué organizando la pastoral urbana por medio de las diaconías. Se cerró la clínica Las Mercedes y se reorientó la atención médica a niños desnutridos: clínica externa, interna y comedores. En la organización de Consejos Eclesiales y Comunidades Eclesiales de Base. Se intentó hacer grupos militantes a través de cursos de conversión.

Para 1991 se planeó y se ejecutó una Santa Misión y como consecuencia de ella se siguen reuniendo comunidades eclesiales.

V Etapa de 1993-2004. División de la Parroquia

Surge la nueva división del casco urbano de El Progreso en 3 parroquias, surgiendo así al norte la parroquia “San Ignacio de Loyola”, al sur la parroquia “Nuestra Señora de Suyapa” y muy al centro la parroquia “Nuestra Señora de Las Mercedes”.

A nivel de toda la vicaría en esta etapa se estába hablando de un objetivo muy particular y con doble dimensión de una iglesia de comunión y participación donde los laicos participaran activamente en las CEB.

Muy significativo para la vida de la iglesia, la pérdida física del recordado y muy pastoralista P. Angel de Horna y otro hecho que viene a destacarse es la alegría de tener un nuevo templo reconstruido con el apoyo de muchos fieles y la ayuda significativa de la parroquia gemela de Alemania y otras ayudas.

Un hecho que afectó mucho el que hacer pastoral fué el devastador huracán Mitch, que vino a poner más en sobrelíneas los inmensos problemas sociales que vive aun Honduras. A nivel de pastoral hubo un desarrollo de los programas de carácter asistencial, kinder, maestro en casa, salud, alimentación, nutrición y derechos humanos.

VI Etapa 2005-2011 Creación de la Diócesis de Yoro

En el año 2005 se produjo el evento más significativo de nuestra iglesia yoreña, nos desmembramos de la arquidiócesis de Tegucigalpa pasando de ser la Vicaría de Yoro a ser la Diócesis de Yoro, siendo su primer y actual obispo Monseñor Juan Luis Giasson, cuya sede se ha ubicado en la ciudad ribereña de El Progreso, Yoro. Pasando nuestro templo central a ser Catedral “Nuestra Señora de Las Mercedes”.

Puedes hayar mas información de la historia de la diócesis Aquí

VII Etapa 2012-Actualidad. Cambio de Párroco

En diciembre de 2012 se produjo el cambio de párroco. Debido a la grave enfermedad del P. Ramón Pease, SJ (Q.D.D.G) que dejó sin asistencia pastoral la catedral por más de un mes, nuestro obispo Mons. Juan Luís decidió nombrar al diocesano P. Francisco Martínez como el nuevo párroco. Su toma de posesión fue el 9 de diciembre de 2012.

Desde el 17 de enero de 2013 nos espera P. Ramón, SJ en la Casa del Padre Eterno.